by STOP RONQUIDOS

Todos tenemos ciertos hábitos y costumbres antes de ir a dormir, pero ¿son éstos adecuados para un buen descanso? No siempre damos suficiente importancia a la necesidad de dormir las horas adecuadas y a la calidad del sueño durante las mismas.

Vivimos en una sociedad constantemente acechada por el estrés y las prisas, rodeados cada día de más tecnología y distracciones que restan horas de descanso. Adquirir unos hábitos correctos respecto al sueño reporta infinitos beneficios para la salud física y mental.

Veamos 5 cosas que debes evitar antes de ir a dormir.  

1. El estrés y las preocupaciones: enemigos del sueño

Cómo comentábamos en el post titulado ¿Cómo relajarse antes de ir a dormir?, saber desconectar de preocupaciones y problemas es vital para un buen descanso. En este artículo puedes encontrar algunos consejos útiles para alejar esos pensamientos perturbadores al acostarse.  Trata de no realizar actividades que generen estrés, como el trabajo, justo antes de ir a dormir.

2. Alimentos que alteran el sueño

También hemos hablado de ello en otras ocasiones. Las cenas copiosas, la cafeína o el alcohol no contribuyen en absoluto al buen descanso. Cuidado, también, con beber líquido en exceso. Es la manera más sencilla de asegurarse que vamos a despertar en mitad de la noche para ir al baño.

3. La tecnología: desconecta totatalmente

Teléfonos inteligentes, tabletas, ordenadores portátiles… Llegaron para hacernos la vida más fácil, pero un mal uso puede resultar dañino. Todos ellos son fuentes de luz y de estrés que nos perjudican a la hora de ir a la cama. Igual que la tele, las imágenes, la luz y los sonidos alteran nuestro ritmo cardíaco, así que lo mejor es desconectar totalmente.

4. La luz: deja paso a la oscuridad

Dormir con luz, ya sea natural o artificial, puede alterar nuestro reloj interno, dando lugar a confusiones por parte del cerebro respecto al momento adecuado para dormir o para despertarse. Y esto incluye la luz que emiten los dispositivos móviles.

5. El ejercicio es saludable, pero a la hora adecuada

Finalmente, cuando realizamos ejercicio físico, nuestro cuerpo libera adrenalina y noradrenalina, dos estimulantes que elevan el ritmo cardíaco y la temperatura corporal. Por ello, si intentas acostarte justo después de hacer ejercicio, sólo conseguirás mantenerte despierto. Procura  realizarlo al menos 2 horas antes de ir a dormir.

zz
About zz

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecerle una mejor experiencia de navegación y servicio.
Al navegar por la web significa que acepta el uso que hacemos de las cookies. Política de cookies y Modificar configuración de las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
5 cosas que debes evitar antes de ir a dormir