by STOP RONQUIDOS

Roncar es bastante común durante el embarazo y suele ser más frecuente en el tercer trimestre. Según un estudio médico,  un cuarto de las embarazadas empieza a roncar durante el embarazo y el 25% ronca ocasionalmente al final de la gestación. Existen, también,  investigaciones que relacionan el ronquido y la apnea del sueño durante el embarazo.

Veamos sus causas y las posibles consecuencias. 

¿Por qué se ronca durante el embarazo?

Algunos de los posibles factores que pueden provocar el ronquido habitual o esporádico durante el embarazo son las siguientes:

Tener la nariz congestionada. Durante el embarazo, la congestión nasal (a menudo acompañada de hemorragias nasales) es una dolencia común. Probablemente esta congestión sea debida a los elevados niveles de estrógenos y al incremento del flujo sanguíneo hacia las membranas mucosas de la nariz que hace que éstas se ablanden y se hinchen. Las mujeres embarazadas poseen de un 30% a un 50% más de circulación sanguínea en su organismo.

Cuanto más se aumenta de peso durante el embarazo, más afecta a la calidad del sueño, debido a que hay más tejido rodeando el cuello y la garganta, lo cual provoca que las vías respiratorias se estrechen.

Factores que incrementan el riesgo de roncar durante el embarazo

  • Excesivo aumento de peso durante el embarazo.
  • Padecer obesidad durante el embarazo.
  • Sufrir hipertensión o preeclampsia.
  • Sufrir de asma materno.
  • Mujeres anteriormente roncadoras, que seguramente verán aumentada la frecuencia e intensidad de los ronquidos.

Posibles consecuencias de roncar durante el embarazo

Un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, concluyó que las mujeres embarazadas que roncan tres o más veces a la semana tienen un riesgo mayor de tener un parto por cesárea y de dar a luz a bebés más pequeños.

El estudio, publicado en la revista Sleep, analizó a 1.673 mujeres embarazadas, de las cuales el 35% afirmó roncar con frecuencia o regularidad.

En comparación con las que aseguraron que no roncaban, las mujeres que roncaban de forma crónica antes y durante su embarazo tenían dos tercios más de probabilidades de dar a luz un bebé pequeño y el doble de probabilidades de tener un parto por cesárea.

zz
About zz

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecerle una mejor experiencia de navegación y servicio.
Al navegar por la web significa que acepta el uso que hacemos de las cookies. Política de cookies y Modificar configuración de las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Los ronquidos durante el embarazo